RECIÉN NACIDO

 

No hay mejor forma de inmortalizar esos primeros días de los peques que en fotografía.

Porque una fotografía de recién nacido no sólo es una fotografía o una imagen, guarda y atesora ese momento tan bonito y especial que está pasando en vuestras vidas y la única forma de volver a vivirlo es a través de imágenes.

Las fotografías de recién nacido se realizan los entre los 5 y los 10 primeros días de vida y con un máximo de 15 días, con luz natural. De esta forma el pequeño está más tranquilo, duerme más profundamente, se encuentra menos molesto a los cambios, todavía no ha comenzado a tener cólicos, las posturas para las fotografías son totalmente naturales, siempre son seguras, además son posturas que han tenido en el vientre materno. Lo importante es la seguridad.

Este tipo de sesión se contrata antes de que salgáis de cuentas, una vez haya nacido el bebé no podemos garantizar disponibilidad.

Las sesiones duran aproximadamente 2-3 horas, esto no significa que el bebé esté posando en todo momento, ya que el pequeño tiene unas necesidades que hay que cubrir y respetar totalmente, hay que hacer tantas pausas como sean necesarias e ir todo lo despacio que se necesite en un ambiente tranquilo, muy calentito y sosegado, ya que la mayoría de las fotografías se harán con el bebé completamente dormido.

Lo importante es venir sin prisa y con mucha paciencia.

SIEMPRE aprovechamos las últimas fotos para hacerlas con los papás, primero se hacen fotos del peque y para finalizar con vosotros. Los hermanitos mayores y las mascotas también se dejan para el final.

En nuestro estudio disponemos de variado atrezzo: gorritos, trajecitos, cuencos, cajones,cubos… todo para que no tengas que preocuparte de traer nada, únicamente a vuestro pequeño recién nacido y disfrutar de una bonita sesión.

¿Quieres saber más sobre las sesiones de recién nacido? ¡Escríbenos!

8 + 7 =