La primera semana del año y… ya ¡tengo tanto que contaros! .

Todo empezó hace poco más de medio año con una visión es mi cabeza, no era más que un pálpito pero estaba tan segura que funcionaría que fui capaz incluso de convencer a banqueros :)

Luego vino una mudanza, obras y el campo, junto a preciosos atardeceres rodeados de Monte.

Cientos de ideas salían de mi cabeza, lo más difícil fue filtrarlas y conocerme. ¿Qué quería realmente? ¿Qué querrían unos padres como nosotros?  La respuesta fue inmediata: Ver a mi hijo feliz.

Este fue el punto de partida:

Un estudio de fotografía sin focos, respetuoso, dejando que el niño juegue y se exprese libremente. 

Ahora conocéis una parte importante de nuestra vida y el porque hacemos lo que hacemos.

Pero esto no se queda así, este año he decidido iniciar un proyecto personal y no hay nada más personal que el motor que me impulsa día a día: Mi hijo.

Primer propósito del año: SER MÁS YO QUE NUNCA.

Esto implica sacar tiempo para mi,  para reír, y correr tras mi pequeñín, por supuesto mi cámara me acompañará en este proceso porque sin ella no sería capaz de recordar todo lo bueno que ocurrirá en este año.

Así que está es la cuestión: 1 post por semana durante todo este año.

Todos somos especiales y tenemos algo que contar. Hoy comienza nuestra historia.

Ian Ian-2 Ian-3 Ian-4 Ian-5 Ian-6 Ian-7 Ian-8 Ian-9 Ian-10 Ian-11 Ian-12 Ian-13